Tres girasoles

Día 14: Listón 




Eran casi las 6 de la mañana mi turno en el hospital había terminado y deseaba ir a dormir a mi casa, mínimo hasta el mediodía. 

Me despido de mis compañeros y checo mi salida. Camino hacia el estacionamiento y busco mi moto entre los autos. Me pongo mi casco y me subo. Salgo del hospital y me encuentro con el embotellamiento normal de las mañanas, voy avanzando entre los autos. 

Vacaciones para el corazón

Día 12: bosque 



Un premio para los chicos.


-¡Mamá! 

Un chico (delgado, de tez clara, cabello castaño y corto, ojos grandes y de un hermoso verde olivo) gritaba mientras entraba a su hogar, su caminar era lento y pesado. Su ropa lucia arrugada y un poco sucia, su mochila estaba pesada así que la aventó a uno de los sillones que le quedaba más cerca.

-¡Mamá! ¿Dónde estás? – el chico insistía en su búsqueda. 

La casa como siempre estaba de lo más limpia y recogida, su madre se esmeraba en cuidar su hogar, más cuando está era habitada por varios hombres desordenados, según ella y es que en ella vivían cinco hombres, tres hijos de 19, 16 y 13 años, su encantador marido y un sobrino que estaba solo de paso por decirlo así.

Nueve vidas


Día 10: Gato






Eran tiempos difíciles, todos lo sabían, cada vez había más peleas entre humanos y criaturas nocturnas. 

Y en un pueblo lejano de la capital, el joven Tsukishima ayudaba a su madre quien tenía una pequeña panadería, su padre había sido reclutado por el rey, así que hacía años que no lo veían aunque sí les enviaba dinero y cartas para que supieran que estaba bien. 

Dejame te cuento

Día 9: caja de zapatos. 



Hola soy Liam, Keyla necesitaba una historia y decidí contarle la mía aunque no sé sí la escribirá; al verla noto que se está riendo de lo que he dicho y no se que es tan gracioso. 

Trato hecho

Día 8: oso de peluche. 




—Eli, te extraño —se escucha como un niño berrinchudo.
—Yo también te extraño Fer —lo digo en voz baja.

—No te escuche, ¿repitelo por favor? —me pide y escucho su risita burlona.

La soledad del demonio

Día 7: Luna

2a parte de "Un demonio atrapado" 




En cuanto subimos al auto, éste arranca.
Me armo de valor para hablar pero cuando ya estoy por hacerlo, su celular comienza a sonar. Asami contesta y dirige su mirada hacia la ventana y yo hago lo mismo.

El auto se detiene un momento y me deja ver las calles atestadas de personas, algunas disfrazadas, otras se ven cansadas y con ganas de llegar a dormir a su casa, muchos de los que veo son jóvenes que se están divirtiendo, yo debería de estar así, y no con un hombre enojado, que ni siquiera me dirige la palabra.

Juego de niños

 Día 6: beso en la frente



—Mamá ¿me llevas al parque? —el pequeño Harry pidió amablemente. 


—Pero, apenas te estás recuperando del resfriado —su madre le contesta y ve la cara triste que ha puesto el pequeño alfa de 7 años. 


—Está bien—el pequeño contesta y se aleja arrastrando sus piecitos hacia su habitación. 


—Trae tu abrigo, llevarás bufanda y guantes. —Su madre omega caía con facilidad a los deseos de su hijo —y también trae tu gorro.